Domingo, Noviembre 19, 2017
SUSCRÍBASE

Licencia para criar

Share with your friends










Enviar

En Colombia debemos buscar licencias para papás y mamás más largas. Para que los primeros sean más activos en la crianza, y para que las segundas tengan una vida más fácil.  

El proyecto de ley que busca la ampliación de la licencia de maternidad a 18 semanas, y de paternidad (o Ley María) a 15 días, es una buena noticia. Finalmente, creemos que una de las razones por las que las mujeres tenemos cada vez menos hijos es porque el sistema nos lo hace súper difícil.

Finalmente, ¿qué mamá puede parir, amamantar, acostumbrarse a su rol de madre y cuidar a su hijo en 14 semanas? Además, ¿quién lo cuida después de los tres meses? Entonces, mujeres como nosotras, posponemos y posponemos el trámite (porque tener hijos en este mundo pragmático y capitalista es como un trámite, una cajita que hay que tachar en la lista de temas pendientes en la vida) o simplemente lo descartamos, porque no hay tiempo ni garantías.

Veamos la evidencia:

“Las mujeres hoy tienen cada vez menos hijos. En los últimos 20 años la tasa de fecundidad ha tenido una reducción constante en Colombia. Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS) que Profamilia realiza cada cinco años, en 2000 las mujeres tenían en promedio 2.6 hijos, mientras que en 2010 tenían 2.1. En 2010 en las zonas rurales, cada mujer tenía un promedio de 2.8 hijos, mientras que en las zonas urbanas tenían solo 2. La ciudad con menor tasa de fecundidad es Bogotá, donde cada mujer tiene un promedio de 1.9 hijos.

Los investigadores de la ENDS también encontraron que ‘a mayor educación menor es la fecundidad’. La diferencia de hijos entre mujeres sin educación y mujeres con educación superior es de casi tres hijos.”, tomado de ‘Lo entendimos todo mal, Editorial Planeta, 2014.

– Y eso que no estamos metiendo en la ecuación a los hombres, pues, parecería que para estos temas, traer un hijo al mundo es una responsabilidad exclusiva de las mujeres. Porque vuelve y juega: los hombres a la oficina y las mujeres a la casa, por un ratico, solas a criar al chino.–

Se ha encontrado evidencia de que los empleadores siguen prefiriendo contratar hombres que a mujeres en edad reproductiva para no tener que correr el riesgo de que la eventual madre se vaya de licencia, o tenga que cuidar a su hijo cuando se enferma.

Es así como el tema de la maternidad sigue siendo visto a la luz de un sistema patriarcal, en el que la ganancia económica a corto plazo se privilegia, en el que las mujeres tenemos pocas garantías para encontrar el balance vida profesional-vida personal, y en el que genios como los dirigentes gremiales salen a decir que una licencia de maternidad más larga desincentivaría la contratación de mujeres. Pero si estos genios pensaran en la ganancia a mediano y corto plazo, entenderían que necesitamos mujeres que traigan niños al mundo que en dos décadas produzcan y mantengan el balance de la economía. Sólo piensen en lo que va a pasar cuando nuestra generación empiece a cobrar la pensión y no tengamos una fuerza laboral detrás que permita generar ingresos para estos pagos. Joches, joches. ¡A trabajar hasta el día que la muerte nos llame! Y eso, porque el mismo sistema insiste en que cuando pasamos los 35, cuando estamos en el prime de nuestra vida, ya somos viejas, desechables y caras, así que es más rentable desechar la experiencia y contratar por prestación de servicios a recién egresados.

La maternidad debe ser vista como un trabajo más. Como un aporte a la economía y a la sociedad. Debemos entender que el cuidado de los hijos es un trabajo como cualquier otro, incluso uno más difícil, ¿o ustedes creen que las mamás que se quedan todo un día en la casa amamantando, atendiendo berrinches y haciendo comida la parchan delicioso? ¿O que una mamá puede pedirle un día libre a su hijo porque le dio gripa y está de muerte lenta?

Entonces sí, el proyecto es una buena noticia. Sin embargo, el vaso medio vacío es que no busca beneficiar a todas las mujeres que están en la informalidad y que no tendrían protección alguna al momento de quedar embarazadas. Y que 15 días para los papás sigue siendo poco. Más sobre este tema en nuestro libro ‘Con fecha de vencimiento’.

[Publicado originalmente en www.susanayelvira.com, el 13 de agosto de 2015. Actualizado el 7 de mayo de 2016]

Crédito de la imagen: FreeImages.com/Helmut Gevert

Share with your friends










Enviar


    Artículos Relacionados

    Papás que cuidan, crían y trabajan
    El sueño americano no existe
    La belleza como solución a la pobreza, a los problemas políticos… ¿y a la gordura?
    La que piensa pierde… y la que no también

    93 Respuestas

    1. Pingback : http://www.goduy.com

    2. Pingback : http://2017.goduy.com

    3. Pingback : http://2017.japanform.com

    4. Pingback : http://www.bjpld8.com

    5. Pingback : http://www.njpex.net

    6. Pingback : モンクレール コピー 服

    7. Pingback : ブルガリ 時計 偽物

    8. Pingback : diesel 財布 偽物

    9. Pingback : クロムハーツコピー ドッグタグ

    10. Pingback : クロムハーツ伊達メガネコピー

    11. Pingback : http://2017.hnbpl.net

    12. Pingback : http://lxd0na.2mcb.com/

    13. Pingback : http://www.isbellcopy.com

    Comentar