SUSCRÍBASE

El sexismo en las redes sociales

Maria Fernanda Moreno
Share with your friends










Enviar

Recopilamos algunos memes que muestran qué tan arraigado está el machismo en nuestra sociedad. Por ejemplo: las mujeres odiamos al mundo y somos afortunadas si no necesitamos escotes ni minifaldas para “brillar”.

El humor, la comedia, la libertad de expresión, la sátira, la crítica política no deben ser empañadas por la corrección política o la censura, como a veces pasa. Finalmente, el humor siempre es un buen reflejo de lo que pasa en una sociedad.

Por ello nuestros chistes racistas y machistas deberían decir algo de nosotros mismos. Y no deben ser censurados. Desaparecerán por sí solos, cuando la sociedad evolucione y los ciudadanos mismos entiendan que no hay gracia en “para darle libertad a mi mujer le agrandé la cocina”. Ya vamos en ese camino.

Mientras tanto, nos pusimos a la tarea de agrupar algunos memes compartidos en las redes sociales por mujeres, para entender qué tan arraigado está el sexismo en nuestra sociedad, y qué tan internalizados están los estereotipos en nuestro propio imaginario.

“Más mujer que nunca”MasMujerQueNunca_memesexista

Sí, es gracioso. Pero hace daño.

No todas las mujeres pasan su vida odiando a la humanidad. Y ese “odio” que usualmente le atribuyen equivocadamente al síndrome premenstrual no es exclusivo de las mujeres. Basta con hacerse una pregunta: históricamente, ¿quiénes han sido los perpetradores de las más crudas masacres de la historia? Una pista: ni mujeres, ni musulmanes. Pero esto último es parte de otro tema.

El meme también puede ser chistoso por tener a Merlina Addams, uno de los mejores personajes femeninos de la historia, pues no se tragó el cuento según el cual las mujeres debemos vivir nuestra vida como porristas de prepa gringa: sonrisa constante, optimismo y felicidad superficial. Pero es sexista porque parte del estereotipo según el cual todas las mujeres somos así. El mismo estereotipo que nos hace merecedoras de vallenatos; que fortalece el techo de cristal que nos hace difícil el ascenso profesional; o que simplemente impide un debate racional entre seres racionales pues cualquier amago de discusión suele ser interrumpido por el argumento machista “yo contigo no discuto porque ya te pusiste toda histérica”, o una de sus variantes.

La mujer detrás de todo gran hombre, ¿o al lado?

MujerAlLado__memesexista

Es bienintencionado, pero condescendiente. Tal vez este fue el consuelo de las amas de casa de los cincuenta, o de la mamá griega en Mi gran boda griega, que le decía a la protagonista, “el hombre es la cabeza [de la casa], pero la mujer es el cuello. Ella puede girar la cabeza de la forma que se le antoja”. También es la idea bajo la cual se creó la supuesta anécdota, que tiene más visos de mito urbano, según la cual Michelle y Barack Obama entraron a un salón por la cocina y Michelle se encontró con su exnovio, que era el chef del evento. Entonces ella le dijo a Barack, “él fue mi novio antes de conocerte”, a lo que Barack supuestamente le respondió, “¿te fijas? Contaste con suerte. Si no me hubieras conocido tal vez serías la esposa de un chef”. Y ella le refutó, “no, tal vez él sería presidente”. Jua, jua.

Una investigación de la Universidad Washington en St Louis mostró que la personalidad de la pareja (sin importar el género) juega un papel importante en el éxito profesional del otro. Los investigadores encontraron que al contar con un esposo o esposa activo/a, consciente, riguroso/a y confiable, el otro miembro de la pareja tiene más posibilidades de ascender profesionalmente. Esto, porque el uno puede confiar en que el otro cumplirá con su parte de las responsabilidades del hogar: ayudará a cuidar a los hijos, será responsable a la hora de hacer las compras, o hará bien lo que sea que tenga que hacer. Esto reducirá el estrés del otro miembro de la pareja. Además, el rigor de uno influirá al otro. El rigor, encontraron los investigadores, es clave a la hora de lograr el ascenso profesional.

Así que sí, el éxito de una persona tiene mucho que ver con el tipo de persona que elige tener a su lado. Sea hombre o mujer.

El hombre que saca a su mujer

Sacaralamujer_memesexista

¿Acaso soy un perro para que “me saquen”? Primero, si una mujer sale con su novio/esposo/marido/lo que sea él no la “está sacando”, ellos están saliendo juntos. Aunque él pague la cuenta. Segundo, un hombre no puede prohibirle salir a su pareja. Si lo hace, está incurriendo en un comportamiento violento que debe ser frenado.

La “bendición” de las tetas pequeñas

Démosle el beneficio y tomemos el meme como sarcasmo y una crítica inteligente a esa falta de control que tienen los hombres de hacia donde miran.

De lo contrario, si lo tomamos literal, estaría diciendo que es mejor agradecerle al cielo por las tetas pequeñas; o pagar una cirugía de reducción de senos, que exigirle al interlocutor que lo mire a uno a los ojos.

La buena y fiel amiga

TuWikipedia__memesexista

Esto salió de un app de esas que tienen corta vida en Facebook. La aplicación publicaba, con nombre propio, un perfil falso de Wikipedia, con foto de perfil y todo. Algo como “esto diría tu perfil de Wikipedia”. Y a Maruja Idarraga (el nombre y la foto fueron cambiados) sí que le fue bien: como está tan interesada en lucir, o brillar, no necesita escotes ni minifaldas, ¡bien por ella! Porque al parecer sí hay otras mujeres que necesitan recurrir a los escotes y minifaldas para llamar la atención. Además atrae por ser alegre, fiel, leal, amistosa y buena amiga. Todas sus cualidades la muestran como afable, tranquila, siempre lista para servir, ¡la mujer ideal! A nadie le importa si es inteligente, tiene buen sentido del humor, o tiene buenas opiniones (opiniones no siendo lo mismo que consejos).

Sabemos que estas cosas no hay que tomárselas con tal seriedad, pero sí pueden decirnos algo sobre nosotros, nuestras expectativas y nuestros valores.

Mi pelo es un desorden… entonces soy un hombre

soyunhombre_memesexista

La primera parte del meme parece un manifiesto de 1950, como esas guías que pululan en internet y cuya veracidad no ha sido comprobada. Y la segunda, ¿entonces los hombres andan –y pueden andar– por la vida mal vestidos, con el pelo sucio, su casa puede ser una pocilga y sí pueden perder la paciencia? ¿Y es responsabilidad de su esposa mantener la casa limpia? ¿Las que son obligaciones para nosotras son elecciones para ellos?

Esta misma idea señalaría que mientras nosotras nos preocupamos por cuidar nuestra apariencia, paciencia y gracia; ellos seguramente tienen que estar siempre listos para defender a sus mujeres de los depredadores (literales y metafóricos). Además de proveer, ser valientes y todas esas cosas que hacen los machos que no lloran y que según este meme, si acaso se bañan.

Los estereotipos nos imponen cargas a unos y a otros.

 

Share with your friends










Enviar


    Artículos Relacionados

    A ella le gusta la gasolina, que la toquen y la zarandeen
    #MeComprometo
    La belleza como solución a la pobreza, a los problemas políticos… ¿y a la gordura?
    La que piensa pierde… y la que no también

    2 Respuestas

    1. Jorge Ortega

      No sé si es la periodista o el editor (del que no sé si es hombre o mujer) pero esta página me divierte… tiene la clásica torpeza que está por destruir el mundo. No es que el mundo anduviera muy bien pero sí, que existe la posibilidad de llegar a una situación más grave aún. La diferencia grande entre hombre y mujer está tanto en reconocerse como dos seres diferentes para luego pelear por la misma parte del ciervo… si la Moreno es astuta, pronto notará que importa tan poco dar o recibir privilegios y reconocimientos por ser hombre o mujer como pelear por obtener la misma clase de reconocimientos en ambos casos… las diferencias existen y toca vivir con eso, nadie es mejor por portar un pene o una vagina sino por ser más humano… ensaye a promover esto, tal vez el mundo mejore, en lugar de hacer parte de los explotadores que aprovechan la miseria humana de no entender lo que es distinto a uno… y no me digan que preciso eso es lo que promueven porque, palabra por palabra lo están declarando, no se hagan los tarados porque así seguirán contribuyendo a lo que declaran que odian

    2. Manuel Perez

      Me gusta el artículo, no puedo menos de decir, que estoy de acuerdo.
      respecto, al punto de la leyende de Obama y su esposa, hace como 15 años corrió, parecido cuento en referencia a Bill Clinton y su hoy candidata esposa, solo que fue en Arkansas y con un operador de una estación de servicio.
      Cordial saludo desde Toronto

    Comentar